Imprimir

Qué es Reiki

QUÉ ES REIKI

queesReiki2

Reiki en diversas culturas, le han llamado con distintos nombres como: Prana, Chi, Mana, Energía de Luz, Fotónica, Bioplasma, Aikido, Bioenergética, Orgónica, entre otras. Todo lo que tiene vida contiene Ki y lo irradia. Es la energía bioenergética del aura. (Científicamente está demostrado gracias a los flujos de energías plasmadas en la fotografía Kirlian) .

La definición más ortodoxa de Reiki, sería:"Es un sistema de curación por imposición de manos". Otra definición más profunda, sería: "Es la derivación y control de la Energía Universal hacia planos más cósmicos". KI: Es la energía y fuerza vital. Rei: Es la energía activa del Universo. REI-KI: Significa en japonés " KI del Espíritu". El poder invisible del alma. La fuerza de la creación.

REIKI nos permite conectarnos con el verdadero núcleo de nuestro ser y nos permite desde nuestro poderoso interior pensar, sentir y obrar de forma auténtica; desde el origen de la abundancia, la confianza y el amor incondicional. El REIKI es solo amor y luz, y no tiene contraindicaciones porque se sitúa en un plano que trasciende lo fenoménico. Nadie que recibe REIKI puede ser perjudicado. Quien de REIKI está ayudando y ayudándose, pues él o ella misma es la primera receptora de esa energía universal. REIKI siempre nos muestra una oportunidad de efectuar una curación a nivel tan profundo como estemos preparados. A veces sentimos que no estamos listos para confrontar aquello que aflora en nuestra superficie; cuando es así, REIKI actúa de una manera suave, apoyándonos sin invadir en lo absoluto nuestro momento interno, nuestro propio proceso.

El Reiki es una Energía Sanadora que complementa a la medicina tradicional, redescubierta por el japonés Mikao Usui, quien la definió como "Energía Vital Universal".

reiki2 2

Reiki es un concepto formado por dos vocablos japoneses, Rei y Ki, que se refieren a dos formas de energía que son fundamentales.
Rei significa energía del universo. Todos los seres estamos conectados a esta forma de energía. Cuando fluye libremente a través de nosotros, produce salud y bienestar. La sílaba Rei puede traducirse como "espiritual" o "universal".
Ki es la otra raíz de la palabra Reiki. Ki es la energía vital que circula dentro del organismo de los seres vivos. Esta energía y la calidad de la misma, difieren de un ser a otro.
La Acupuntura china que tiene más de 5,000 años, denomina Chi a la energía vital que circula por el organismo, la Acupuntura japonesa con 3,000 años de antigüedad la llama Ki y el Hinduismo la denomina Prana.
Todos los seres vivos tenemos Ki. El Ki requerido por una víscera o un órgano, depende de la estructura y densidad de este. Si el Ki deja de circular totalmente en un organismo vivo, la vida se interrumpe.
Al igual que otras prácticas tradicionales asiáticas, el Reiki potencia el equilibrio de la energía vital del organismo humano. Su efecto terapéutico se produce cuando el practicante de Reiki dirige la energía vital universal al paciente, mediante una serie de imposiciones de manos, en las que el practicante toca suavemente el cuerpo del receptor. (no hace falta desvestirse).
El terapeuta sintoniza su propia energía (Ki) con la energía universal (Reiki) poniendo así a disposición del paciente un canal de energía ilimitada.

Reiki jamás puede producir ningún daño, puesto que es la energía del universo y sólo fluye en las cantidades requeridas por el receptor.
Reiki, es una forma de sanación y apoyo para cambiar las conductas y actitudes indeseables. Produce resultados tan asombrosos, que se ha introducido amplia y rápidamente en la parte occidental de nuestro planeta.
La sanación energética: El Reiki es energía para curar. Es sencillo y eficaz. Con el empleo del Reiki, las condiciones desarmónicas se convierten en armonía de la vida.

La energía Reiki equilibra y restaura la energía del organismo y favorece la capacidad del cuerpo para sanarse a si mismo, armonizando tanto el cuerpo como la mente. A nivel psicológico, el Reiki sumerge al paciente en un profundo estado de relajación y paz, muy beneficioso en casos de depresión o estrés y permite profundizar más en los procesos mentales que nos mantienen atados a nuestros problemas. A nivel físico Reiki calma el dolor, refuerza el sistema inmunológico y fortalece el cuerpo ante cualquier enfermedad.

Los desequilibrios energéticos internos, causan la pérdida de la salud en sus aspectos físico, mental y emocional.
Se puede afirmar que la Energía Reiki actúa a todos los niveles y en todas las enfermedades. Molestias corporales, trastornos, disfunciones metabólicas, lesiones orgánicas profundas, dolores agudos y crónicos, enfermedades degenerativas, bloqueos energéticos, tensiones musculares y nerviosas, estados emocionales, depresión y falta de vitalidad, insomnio, estrés en sus varias manifestaciones, incluso enfermedades graves, como los diversos tipos de cáncer, el sida y otras manifestaciones de inmunodepresión, quemaduras...

Prácticamente todo el ámbito de la patología humana responde positivamente a la sanación por Reiki. Alergias e intolerancias, asma y otras manifestaciones psico-somáticas se pueden aliviar y curar por su acción armonizadora sobre el sistema inmunológico. Disfunciones endocrinas, como la diabetes, se regularizan progresivamente permitiendo así una disminución de las terapias hormonales. Las heridas se cicatrizan más rápidamente, las quemaduras graves y extendidas se pueden curar sin infecciones y sin dejar cicatrices antiestéticas. Los pacientes cancerosos tratados con quimio y radioterapia notan alivio e incluso desaparición de los efectos colaterales y secuelas, experimentando una estimulación de la vitalidad en general y de las defensas inmunológicas en particular.

En los embarazos la terapia de Reiki armoniza tanto a la madre como al feto, haciendo de este un periodo sin contratiempos.
No existen contraindicaciones ni efectos secundarios negativos.
No es posible una sobredosis porque el proceso se autorregula y se limita a la capacidad receptiva de absorción del paciente. También proporciona una valiosa ayuda en el campo del equilibrio emocional, restableciendo la armonía en situaciones traumáticas y conflictivas, como son las relaciones familiares y profesionales.
Una vez aplicada, la energía Reiki actúa mejorando aquellos factores físicos, emocionales, mentales o espirituales que la persona más necesite.

El practicar Reiki puede considerarse una excelente terapia de apoyo a otros tratamientos, sean éstos convencionales o alternativos. Incluso cuando no se logra la esperada recuperación física, llega a apreciarse con frecuencia una mayor tranquilidad mental y emocional, muy importante en todas las enfermedades.
En el caso concreto del estrés, los resultados suelen ser bastante rápidos y efectivos. Incluso con una sola sesión pueden aliviarse considerablemente la ansiedad y el nerviosismo que sufre la persona.
Para dolencias de cierta importancia, al comenzar a recibir Reiki generalmente se recomienda someterse a cuatro tratamientos en días lo más cercanos posible, con objeto de compensar alguna reacción que a corto plazo pudiera agudizar los síntomas (tal como ocurre también otros tratamientos holísticos como la homeopatía, al recibir las primeras tomas), siendo esta circunstancia indicio claro de que la energía Reiki está comenzando su labor curativa.
Habitualmente, la energía se canaliza con el receptor físicamente presente, pero si las circunstancias impiden esa cercanía también puede enviarse a distancia (a partir del segundo nivel de Reiki).

Cuando la persona se encuentre sometida a un tratamiento médico NUNCA DEBERÁ ABANDONAR LA MEDICACIÓN que le haya sido prescrita. Por otra parte, el practicante de Reiki no médico se abstendrá de realizar diagnósticos y evitará recomendar medicación alguna, dejando en manos de los profesionales de la medicina el tratamiento convencional de la enfermedad (proceso en el que la energía Reiki sí que podrá representar una excelente terapia de apoyo al canalizar energía sanadora).

EFECTOS DE REIKI

Al igual que otras prácticas tradicionales asiáticas, Reiki potencia el equilibrio de la energía vital del organismo humano. Su efecto terapéutico se produce cuando el practicante de Reiki dirige la energía vital universal al paciente, mediante una serie de imposiciones de manos, en las que el practicante toca suavemente el cuerpo del receptor. Reiki, es una forma de sanación y apoyo para cambiar las conductas y actitudes indeseables. Produce resultados tan asombrosos, que se ha introducido amplia y rápidamente en la parte occidental de nuestro planeta. La Energía Reiki equilibra y restaura la energía del organismo y favorece la capacidad del cuerpo para sanarse a si mismo, armonizando tanto el cuerpo como la mente. Reiki equilibra y restaura la energía del organismo y favorece la capacidad del cuerpo para sanarse a si mismo, armonizando tanto el cuerpo como la mente. A nivel psicológico, la Energía Reiki sumerge al paciente en un profundo estado de relajación y paz, muy beneficioso en casos de depresión o estrés y permite profundizar más en los procesos mentales que nos mantienen atados a nuestros problemas.

A nivel físico el Reiki calma el dolor, refuerza el sistema inmunológico y fortalece el cuerpo ante cualquier enfermedad. Se puede afirmar que Reiki actúa a todos los niveles y en todas las enfermedades. Molestias corporales, trastornos, disfunciones metabólicas, lesiones orgánicas profundas, dolores agudos y crónicos, enfermedades degenerativas, bloqueos energéticos, tensiones musculares y nerviosas, estados emocionales, depresión y falta de vitalidad, insomnio, estrés en sus varias manifestaciones, incluso enfermedades graves, como los diversos tipos de cáncer, el sida y otras manifestaciones de inmunodepresión, quemaduras...

No existen contraindicaciones ni efectos secundarios negativos.
En los embarazos la aplicación de Reiki armoniza tanto a la madre como al feto, haciendo de este un periodo sin contratiempos.
No es posible una sobredosis porque el proceso se autorregula y se limita a la capacidad receptiva de absorción del paciente. También proporciona una valiosa ayuda en el campo del equilibrio emocional, restableciendo la armonía en situaciones traumáticas y conflictivas, como son las relaciones familiares y profesionales.

¿DE DÓNDE PROVIENE REIKI?

REIKI fue desarrollado por Doctor Usui, un catedrático y monje japonés a finales del siglo pasado. El fue el primer Maestro de Reiki. Después de muchos años de estudios en la India, Japón y Tibet seguido por un momento específico de "iluminación", el Doctor Usui perfeccionó la técnica de canalizar la Energía Universal que nos rodea, enfocándola hacia nosotros para sanar y equilibrar.

VERSIÓN OCCIDENTAL

Un estudiante le preguntó un día si había asistido a fenómenos de curación milagrosa como los que describían los evangelios y si él mismo, USUI, era capaz de curar como Jesucristo. Esta pregunta hizo nacer en él un deseo de buscar, de conocer, y desde la mañana siguiente decidió dejar la Universidad, para estudiar más a fondo el cristianismo y sus costumbres, esperando así captar el sentido profundo de la curación. USUI se instaló en los EE.UU., realizó en la Universidad de Chicago una licenciatura de Teología, especializándose en las escrituras cristianas antiguas. Insatisfecho al no encontrar las respuestas que buscaba al igual que cuando estudiaba los antiguos textos chinos, se trasladó al norte de la India, para estudiar allí antiguos textos Sánscritos. Todo ello fue muy útil para sus investigaciones, pero de nuevo no obtuvo resultados; decidió entonces extender sus investigaciones al Budismo, pues conforme a la tradición, también Buda podía curar a los enfermos.

Volvió al Japón para profundizar en la cuestión. USUI se puso a visitar los santuarios budistas de su país, a la búsqueda de un monje que tuviese un conocimiento de los antiguos principios de curación; Tras largas peregrinaciones, fue recibido por el viejo abad de un monasterio Zen, que se interesó por él, permitiéndole estudiar los antiguos Sutras budistas. Encontró lo que buscaba en los escritos Sánscritos. Halló fórmulas, símbolos y métodos de curación adoptados por Buda.
Al cabo de siete años de investigaciones, USUI se había acercado a su objetivo, pero nada más. Poseía el conocimiento y las claves de la curación, pero carecía del poder para servirse de ellas.

Pese a las tentativas de disuasión del superior del monasterio, que le decía que podía ser peligroso, él decidió seguir adelante. USUI decidió retirarse a meditar sobre la montaña sagrada de KURAMA, no muy lejos de allí, y practicar un ayuno de veintiún días. Una vez llegado a la montaña, alineó veintiún pequeños guijarros y al final de cada jornada arrojaba uno de ellos para marcar el tiempo transcurrido. Durante su retiro no hizo otra cosa que leer los Sutras, meditar y recitar Mantras.
Al alba del vigésimo primer día vio un rayo luminoso y brillante dirigirse velozmente hacia él. Pese a sus miedos decidió no moverse. El rayo se hizo cada vez más grande y acabó por alcanzarle en plena frente. USUI pensó que iba a morir al ver una multitud de pequeñas burbujas multicolores, de todos los tonos del arco iris. Inmediatamente después apareció una luz blanca sobre las que destacaban en oro los símbolos del Sánscrito que había descubierto. USUI dijo entonces “Sí, lo recuerdo”.

Cuando salió de este estado de consciencia se dio cuenta de que el sol estaba en lo alto del cielo, su hambre y su fatiga no le merecían importancia, pues una nueva energía se había apoderado de él. USUI decidió entonces abandonar la montaña. Durante el descenso se hirió en un pie desgarrándose y separándose la uña de su dedo gordo, sangrando abundantemente; Cegado por el dolor, se cogió el pie por unos minutos. El dolor se calmó casi al instante, y la hemorragia se detuvo.
Esta fue la primera de una larga serie de curaciones. Esa misma tarde USUI volvió al monasterio, donde socorrió los dolores del Abad, que guardaba cama como consecuencia de una fuerte crisis de artritis.

En ésta versión Occidental se dice que: Antes de morir, USUI escogió entre quienes le parecía que habían asimilado mejor sus enseñanzas, a su sucesor. Y lo hizo en la persona de CHUJIRO HAYASHI, oficial de marina retirado. Lo inició en la fundación de gran maestro, y le encargó preservar la integridad y pureza de los preceptos del Reiki.
HAYASHI, que comprendió lo importante que era codificar las técnicas del Reiki y al mismo tiempo probar su eficacia, fundó y dirigió hasta 1941 una clínica en Tokio.

Pronto numerosos estudiantes comenzaron a curar por todo el Japón. La Tercera gran maestro de la historia del Reiki es HAWUAYO TAKATA, que dejó las Islas Hawai para marchar al Japón a fin de operarse un tumor. Días antes de la operación decidió intentar un tratamiento en la clínica de HAYASHI. Durante su hospitalización su cáncer se resolvió de forma evidente. TAKATA, se interesó cada vez más por el Reiki; Resolvió quedarse en la escuela y convertirse en discípulo de HAYASHI.

Al cabo de un año aproximadamente volvió a las Islas Hawai y comenzó a curar a otros enfermos; unos meses después, HAYASHI se reunió allí con ella y juntos curaron y enseñaron el Reiki, que hizo así su aparición en occidente.
En 1941 HAYASHI creyó próxima su muerte, haciendo de TAKATA, la tercera gran maestra en el linaje que él había creado.
Hacia 1970, HAWUAYO TAKATA, decidió iniciar a otros maestros en el Reiki. A su muerte, en diciembre de 1980, tenía ya veintidós en EE.UU. y en Canadá.

Poco antes de su muerte, TAKATA y algunos maestros, fundaron la asociación americana del Reiki, cuya misión era la de organizar y coordinar la transmisión de todo el patrimonio de la experiencia del Reiki.
Otra asociación es la Alianza, fundada en 1981, por PHILLIPS LEE FUJIMOTO, nieta de TAKATA, y veintiún maestros, bajo la forma de una asociación abierta, y sin fines lucrativos.
En función de nuestra época, PHILLIPS juzgó que ya no era necesaria una estructura vertical, renunciando recientemente a su cargo de gran maestra que le había conferido su abuela, y extender a todos los maestros del Reiki la facultad de iniciar a otros.

reiki 2Algunos le atribuyen a TAKATA el haber introducido conceptos diferentes a Reiki, sin seguir la línea original del Dr. Usui, sin embargo, a TAKATA, le reconocemos el haber introducido Reiki a Occidente, sin ella, occidente se habría privado de acceder a éste gran conocimiento, que le ha traído salud y felicidad a tantas personas.
“Reiki nos permite conectarnos con el verdadero núcleo de nuestro ser y nos permite desde nuestro poderoso interior, pensar sentir y obrar de forma auténtica, desde el origen de la abundancia, la confianza y el amor incondicional hacia nosotros mismos y hacia los demás”.

VERSIÓN JAPONESA

¿Cómo enseñaba y practicaba Reiki Mikao Usui?
Reiki fue enseñado y aprendido muy interesantemente bajo la guía de Mikao Usui. Los estudiantes se reunían una vez por semana para meditar, aplicar Reiki juntos y practicar el rastreo del cuerpo hasta tener éxito en descubrir un tipo de diagnóstico energético. Si tal era el caso, se trataban inmediatamente las correspondientes áreas del cuerpo. Algunos estudiantes de Reiki lograban concretarlo de manera inmediata, mientras otros necesitaban semanas, meses o años. La energía Reiki halla naturalmente sus propios accesos precisamente allí donde es necesaria. No obstante, esto no excluye la posibilidad de que se aplique el tratamiento siguiendo la propia inspiración de las manos. El tratamiento Reiki occidental es una especie de tratamiento en gran escala; el tratamiento japonés intuitivo, es dirigido específicamente: cuanta más precisión ponemos en la tarea, mejores serán los resultados.

En Japón, el sendero Reiki es considerado como un rumbo de la vida que se sigue durante muchas décadas hasta el final de los días de la persona. Allí, a veces un estudiante alcanza el segundo nivel después de diez o veinte años de práctica. Y la mayoría de los estudiantes nunca llega hasta los planos más elevados (la Maestría). Son y siguen siendo siempre estudiantes.
Aquí, en occidente, Reiki se ha desarrollado en una dirección que calza más en nuestra cultura. Durante el Primer Nivel, la gente se reúne un día o durante un fin de semana. A menudo no disponen de tiempo suficiente para aprender a escuchar sus cuerpos, sus manos y su intuición. Aunque esto es una pena, simplemente no resulta posible que muchos estudiantes y maestros occidentales de Reiki alcancen esta energía de alguna otra manera. La vida en el carril veloz de la civilización occidental –y aquí incluyo por igual al modernismo estilo japonés de vida- tiene lugar a velocidades extremas. Muchos de nosotros ya no tenemos el tiempo y el anhelo de alcanzar lo que aparece ante nuestros ojos, en cada preciso momento.
No estoy sugiriendo que se revierta el reloj. Tenemos que encarar las exigencias presentes. Y las posiciones manuales en particular son una herramienta importante y que pueden aprenderse rápidamente. Con su apoyo, cada uno de nosotros puede practicar por su cuenta en casa, sin instrucciones y sin el temor de estar haciendo algo “equivocado”. Estas posiciones manuales cubren el sistema completo de las glándulas endocrinas, así como todos los órganos internos.

Energizan al ser humano en una cantidad de niveles al mismo tiempo:
• A nivel físico, mediante la calidez de las manos.
• A nivel mental, mediante la visualización de los Símbolos Reiki.
• A nivel emocional, a través del amor que fluye con ellos.
• A nivel energético, mediante la presencia de la persona iniciada, así como de la energía Reiki en sí.

Una ventaja ulterior de las posiciones manuales es que la gente que practica el autotratamiento aprende día a día el uso de la energía Reiki. Si has recibido alguna vez un tratamiento corporal integral de manos amorosas, o te has tratado durante varias semanas, esta experiencia seguirá contigo luego que concluya.

El Reiki intuitivo del doctor Usui es diferente: nos pide que nos liberemos de las reglas. Las reglas existen para darnos sustento. Pero cuando comienzan a obstaculizarnos, ya no cumplen más con su propósito.
El mejor abordaje es comenzar a integrar gradualmente las técnicas y la información descritas con la práctica cotidiana de Reiki: Los pacientes amarán tus manos.

Muchos de nosotros hemos trabajado por cierto de manera intuitiva durante un largo tiempo. Es como si tuviésemos el permiso “oficial” del Dr. Usui para hacerlo. Ese es un motivo de felicidad.
Desde la profundidad de mi corazón, les deseo mucho gozo y deleite al leer y explorar estas nuevas y maravillosas posibilidades de la práctica. ¿Para eso fueron concebidas! TOMADO DE FRANK ARJAVA PETTER.
Toda facultad que se adquiere viene aparejada de una responsabilidad.
Si deseas realizar el primer nivel, puedes hacer clic en agenda.

EL KANJI "REI-KI"
¿QUÉ SIGNIFICA?

El símbolo japonés de Reiki, que se utiliza en publicidad, artículos de revistas, membretes de cartas y tarjetas personales, describe exactamente lo que es Reiki, cuales son sus efectos, de dónde viene y porqué es efectivo.
El signo tiene varios niveles de información, que ofrecen explicaciones sobre el trabajo energético y la filosofía de Reiki. Lo podemos encontrar en dos variantes:

Para comprender qué significa Reiki debemos descomponer el signo en sus distintos elementos.

VERSION MODERNA DE KI

Empecemos por el símbolo "Ki" (Chi para los chinos). El término "Ki" se utiliza en Japón en muchas palabras combinadas. Se entiende por Ki entre otras cosas: espíritu, alma, corazón, sentimiento, temperamento, atmósfera (en el sentido de una cualidad, que por ejemplo envuelve a una persona o ambiente).
En su forma más antigua la parte superior, sin la cruz oblicua, significa "nubes", agua que ha subido al cielo casi transformada espiritualmente. Otro nivel de significado se refiere a "rezar" y "mendigar".
Posteriormente se le agregó el signo de "arroz", alimento básico en China, que expresa la cualidad nutriente de Ki para el cuerpo, el espíritu y el alma.

La figura antigua de KI se utilizaba en diferentes versiones como Ki y representaba simbólicamente vapores en forma de nubes, que representa en el fondo algo espiritual, abstracto-energético, que es separado de lo material.
Otra forma antigua de escritura del signo Ki consiste en la conexión de la parte superior del signo, sin la cruz oblicua agregada abajo, con el signo de "fuego" o de "fuego y respiración". El significado de estas variaciones consiste en que el fuego, que en la mística china es mencionado como logro de la tarea personal y espiritual, convierte con el tiempo al núcleo existencial divino en la parte determinante del ser humano. Sólo el que abre su corazón a una tarea espiritual en el mundo material se convierte en portador y administrador de la luz espiritual, de la llama divina, en mensajero de Dios.

Esto no se logra a través de una técnica ejercitada formalmente, sino por medio de una orientación profundamente espiritual de la propia forma de vida. Cuando más energía vital circule por el cuerpo, tanto mejor puede el propio cuerpo liberarse de impurezas y mas fuerte se hace su vibración. Al ser más fuerte su vibración, mejor percibe la persona su forma personal de divinidad y por consiguiente la luz divina en sí misma y puede orientarse en su camino de la vida por medio de ella.

La vinculación de "Ki" con "Rei"
El símbolo Rei, en su forma antigua, significa "espíritu no marcado por su cualidad" o también "espiritual". Según ese sentido se puede traducir como "sentido oculto" o "energía oculta"
Según otro significado Reiki (en Chino, Ling) puede traducirse como "conjuro de la lluvia". La parte superior del símbolo significa "lluvia" la parte media representa tres bocas abiertas y la parte inferior significa "brujo" o "chaman".
El chaman orienta las tres partes de su ser: cuerpo, mente y espíritu, con sus deseos hacia un objetivo común, la lluvia.
Para ello es necesaria la fuerza del amor, que desea hacer prosperar lo verdadero, lo bello y lo bueno, la disposición a aceptar las diferentes partes de la propia persona como también el deseo de aportar algo de sí mismo en el mejoramiento de la propia situación y del contexto.
Por lluvia debe entenderse a la influencia de lo divino sobre el campo personal espiritual del ser humano extendido hacia lo divino.

EL SISTEMA REIKI USUI UN ORIGEN. COMPLEMENTO DEL NIVEL 1

Reiki es una técnica de canalización y transmisión de energía vital a través de las manos que armoniza al ser humano a nivel físico, mental y emocional. Esa energía vital puede ser aplicada también a seres del reino animal, vegetal y mineral.
Canalización significa que la energía es conducida a través de un canal y transmisión significa que esa energía se transmite, se transfiere, se pasa a otros o a uno mismo.

Reiki es un vocablo de origen japonés formado por dos kanjis: "rei" y "ki".
"Rei" se refiere al aspecto espiritual, cósmico, sabio e ilimitado de la energía. "Ki" se refiere a la energía corporal que es necesaria para la vida. "Rei - Ki" Es la energía Vital, unida a la Energía Universal, o bien... La Energía Vital Universal.
Esta técnica fue redescubierta alrededor del año 1920 por un estudioso japonés llamado Mikao Usui motivado por una intensa búsqueda destinada a lograr la sanación del ser humano.

Desde hace casi un siglo y ya en este nuevo milenio Reiki está siendo utilizado como una herramienta muy importante en la sanación y en la evolución del ser, teniendo en cuenta que su aplicación despierta el poder de autosanación en nosotros mismos, sin necesidad de experimentar experiencias dolorosas o traumáticas. Reiki es una herramienta fundamental de ayuda para trabajar por nuestro crecimiento interior, por nuestro bienestar y por el de los demás. Reiki nos revela y nos muestra que es lo que debemos integrar a nuestras vidas a fin de transformarnos en seres íntegros y genuinos, con nuestros defectos y virtudes, tomando conciencia que nuestro paso por este plano es aprendizaje.

Reiki no es una medicina, no es un dogma, no es una religión pero ayuda al Ser humano a mantener su energía psicofísica y por ende a conservar la salud y a mejorar la calidad de vida. Cuando nos referimos a salud hablamos de un todo: cuerpo, mente, espíritu.

Es una disciplina holística muy sencilla, fácil de aprender y de aplicar; es compatible con cualquier tratamiento médico o psicológico y con cualquier otra técnica o disciplina energética, trabajando siempre sobre el origen de la enfermedad.

¿Cómo podemos aprender Reiki?

Reiki se transmite de maestro a alumno mediante iniciaciones o sintonizaciones por las cuales se convierte a la persona en canal de Reiki a través de la activación y limpieza de un canal, el cual queda habilitado para siempre para recibir y transmitir Energía Vital a través de sus manos.

La iniciación siempre debe ser hecha por un Maestro, que es quién abre, activa y sella ese canal en el alumno. Por ese canal pasará la energía vital o "Ki", que ayuda a revitalizar la propia energía del cuerpo. Esta, puede ser hecha de forma presencial (en presencia del Maestro).

Quiero observar que ninguna persona puede hacer Reiki leyendo un libro o mirando a otros como lo hacen; debe tener las iniciaciones que le hace un Maestro. Si lo hiciera sin estar iniciado, corre el riesgo de utilizar su propia energía debilitándose, o de traspasar una energía (la propia) que puede estar contaminada, haciéndose mal a sí mismo, y cayendo por imprudencia, en estados de salud alterados.


 

 

Qué más hacen nuestros Reikistas 

Los Reikistas realizamos diferentes actividades. Ésta sección está destinada a promover los productos, terapias, artículos, publicaciones, cursos o eventos que los Reikistas realizan. Puedes contactar por éste medio, las empresas o negocios de diferente tipo y que los reikistas están desarrollando para tu servicio.

a1   a3a4     a5a6  b5